El ascendente o casa 1 es aquel escenario astrológico que nos provee la información de nuestro físico y personalidad, este se obtiene a través del cálculo de la fecha, lugar y hora precisa de nacimiento del consultante, pues la hora es la que permite determinar por el horizonte oriental del esquema u gráfico natal el signo zodiacal sobre el que se dispone la cúspide de esta casa zodiacal.

A la vez, como casa 1, el ascendente marca el inicio de la rueda zodiacal personal, entiéndase con esto, el nacimiento, del mismo modo que el año zodiacal con el signo de Aries en la primavera (en el hemisferio norte), de ahí, que en lo que es las dignidades y debilidades de los puntos planetarios, esta sea una casa cuya correspondencia natural (más no significado) parte del signo de Aries.

Entiéndase con esto, 2 cosas: 1) cuando en la jerga popular se habla del signo zodiacal de una persona, se hace siempre en correspondencia al signo solar sobre el que la persona nace según la temporada, pues cada signo ocupa 30 días del calendario, pero, 2) lo que verdaderamente percibimos de alguien al conocerlo, sus primeros rasgos, su físico, es su signo ascendente, en primera instancia.

Al igual que el sol transita por los 12 signos zodiacales durante un año natural (30 días reflejados en los 30 grados de la gráfica, por cada signo zodiacales), el ascendente abarca un signo zodiacal durante 2 horas del día, con esto quiero dar a entender, las variables astrológicas que están presentes, solamente hablando del signo ascendente en relación con el signo solar, y que hacen a cada persona única y diferente en lo que se refiere a su propia información astrológica.

Una vez, brevemente, aclarado y señalado estos significados y aclaraciones, procederé con mi
testimonio personal, es decir, como he vivido y vivo mi ascendente.

Partiendo con esta premisa, he de señalar que mi ascendente o cúspide de mi casa 1 se dispone bajo el signo de Leo: ¿Qué quiero decir con esto? Que lo que es mi personalidad, el como me suelo mostrar en primera instancia, mi vigor inherente a mi constitución física se orienta bajo el guion del signo de Leo. ¿Cuáles son algunas de estas características? Cálido, elegante, estratega, honorable, dramático, irreverente, etc.

Valga acotar, el hecho de que estas características, al igual que con el cuerpo, se fueron afianzando en el tiempo conforme crecía. No fue sino pasados mis 25 años (en pleno repaso de mi ejercicio astrológico jaja) que caí en cuenta, con relación a mi ascendente, de mis características leoniles (del mismo modo que ha sido, con cada una de las partes del zodiaco, que habita en mí).

Un rasgo muy presente de mi ascendente en el signo de Leo, desde el término de mi adolescencia hasta el día de hoy, es, y ha sido, la creatividad, reflejada en gran medida en la música. Con base en ella, es que me permito sacar mi papel de protagonista ante el público, de ser el sol (el punto planetario regente) y sacar, en correspondencia, mi lado más irreverente.

Como es arriba, es abajo, como es adentro es afuera y todo resuena en su respectiva frecuencia y correspondencia; con lo que aprovecho él parafraseo de estas leyes herméticas 1 para exponer que, en medio de mi desempeño como músico, muchas de mis primeras influencias, como guitarrista específicamente, han sido personas de signo solar Leo.

Esto lo hago en referencia justamente al hecho que la astrología permite entendernos a nosotros mismo, nuestros patrones, conductas, preferencias y en terminología más esotérica, tomar conciencia sobre aquello que “vibra” o “resuena” con nosotros.

En este sentido, compartiendo aquí algunas fotos de mi recorrido de vida, en una que otra ocasión, se ha notado (porque así me lo han mencionado en más de una ocasión) en mi performance musical, influencias de guitarristas de rock pesado de la talla como James Hetfield de Metallica, Dimebag Darrell de Pantera y Max Cavalera de Sepultura.

Valga acotar, que en ningún momento pretendía o pretendo copiar el estilo de cualquiera de estos señores, de hecho, en mis inicios como músico, era pésimo interprete para versionar la música de otros, lo que me empujó a buscar de entrada, mi propia identidad como compositor. Es con el tiempo, la madurez, constancia y el compartir mi conocimiento (un rasgo clave del regente de mi ascendente, el sol, ubicado en el signo de Libra, en la casa 3) que he aprendido a interpretar el trabajo de otros, con la misma calidad y enfoque que el propio.

Un show de mi banda Cosmic Pass

De entre las características en las que tanto los otros, como yo he notado de mi energía del ascendente en tarima ha sido; mi cabello largo, barba, lo magnético(suelo acaparar la atención, suelo resaltar) lo expresivo, dramático e histriónico en la puesta en escena y, salvando la debida gran distancia ante estos ídolos y exponentes musicales, la estructura y sonoridad de mis líneas de guitarra y trabajos de estudio. Por lo que, a modo de síntesis, puedo decir, que mi arte “ruge con mi ascendente de león”.

Por supuesto, hay más aspectos astrológicos que están más vinculados, pero esos serán debidamente, para próximos artículos, atentos.

Mu de Aries, visto desde su carta natal

Como parte del contenido interactivo que me he propuesto a desarrollar, esta vez me permito hacer una lectura somera, en…

Read More..

Mercurio retrógrado: Aclaraciones y consejos

Comenzó abril y como es costumbre durante 3 veces por año aproximadamente, Mercurio inició su movimiento de retrogradación y con…

Read More..

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *